El Marketing Sensorial ¿Cómo quieres emocionar a los demás?

Marketing Sensorial

El Marketing Sensorial ¿Cómo quieres emocionar a los demás?

El Marketing Sensorial ¿Cómo quieres emocionar a los demás?
5 (100%) 3 votes

En este artículo hablaremos sobre el Marketing Sensorial. Hoy en día nadie pondría en duda que vivimos en un sociedad plagada de avances de todo tipo. Estamos sobreexpuestos a estímulos que jamás podríamos haber llegado a imaginar, constantemente el cerebro está siendo influido por miles de sensaciones, emociones y estímulos. Miles de olores, miles de sonidos, miles de sabores, miles de colores… vivimos la vida en «Full HD». Evidentemente, en un mundo en el cual nuestro cerebro recibe tantos estímulos de todo tipo, cómo puedo yo, como empresa, convertirme en un estímulo positivo y difícil de olvidar.

Debemos basarnos, en que una de la mitad de nuestro cerebro, primordialmente, está dirigido hacia lo intangible, la imaginación, las emociones, la creatividad. Y es que las emociones afectan a nuestros recuerdos. A la hora de trabajar con los recuerdos el cerebro no se basa solo en ideas sino también en emociones. Es interesante como, si tenemos un estado de ánimo en particular, nos será mucho más fácil evocar recuerdos en los que nos sentíamos igual. Entonces, ¿cómo puedo servirme de esto para mejorar mi competitividad en mercado?, ¿cómo quiero ser recordado, qué emociones quiero provocar en el usuario? Así nació el Marketing Sensorial.

 

¿Qué es el Marketing Sensorial?

 

El Marketing Sensorial es un conjunto de estrategias basadas en los sentidos del ser humano (olfato, vista, oído, gusto y tacto), en las emociones tales como miedo, ira, alegría, tristeza y asco. Embargando al cliente en recuerdos positivos e imágenes claras. Y a partir de esto, el Marketing Sensorial trata de incentivar y despertar sensaciones y emociones en un perfil de consumidor concreto, proporcionando diferentes ventajas competitivas. Pregúntate, ¿Por qué quieres ser recordado? ¿Qué te hace diferente? ¿Qué quieres hacer sentir a los demás?

 

¿Es importante incluir el Marketing Sensorial en nuestra estrategia de venta?

La respuesta es un sí rotundo y con letras grandes. Sí al Marketing Sensorial. Pero, ¿por qué? Bueno, en la lucha de las miles de marcas que existen hay algo que es fundamental, para ser exactos dos cosas: ser recordado y ser diferente. Que la experiencia sensorial del público objetivo no sea al azar marcará un antes y un después en tu estrategia de venta. El cerebro es un aliado muy poderoso, si a un servicio de calidad le proporcionamos la magia de lo intangible, gana la batalla el imperio de los sentidos.

Y es que nuestras emociones juegan un papel fundamental en lo que recuerda nuestro cerebro, si queremos dejar una huella cuanto más fuerte sea la emoción que provoquemos, cuanto más embriaguemos los sentidos, más tiempo duraremos en la memoria. ¿por qué? verás, el cerebro que, me atrevo a decir, que el invento más maravilloso, más sofisticado, decide que recordar y que no, para hacer espacio si no ha dejado la suficiente hendidura desaparecerá, pero si lo aunamos a un olor, a un sabor o a un color hay más probabilidades de que permanezca. Cuando esto lo logramos se convierte en clientes fidelizados, y captación de estos a su vez.

 

Neuromarketing

 

No deja de ser sorprendente como el Marketing Sensorial es un valiosa herramienta con la cual podemos internarnos en el espacio mental del consumidor, de una forma en la que no es posible con los métodos o estrategias clásicas. Unido a la estrategia de marca propia de la empresa, ampliamos el canal de comunicación, ampliamos la percepción de marca que tiene el usuario por lo que el cliente estará más satisfecho, el mensaje que enviemos será más intenso y el recuerdo será más duradero. Si gestionamos las interacciones personales con el consumidor, haciéndolas mayores, aumentarán las conexiones afines. Utilizaremos los cinco sentidos como amplificador de emociones y sensaciones, exaltándolas utilizando los recursos habituales haciéndolo de forma programada no inconscientemente como se estuvo haciendo durante mucho tiempo, así podremos ver, claramente, los resultados.

 

El sentido de los cinco sentidos

 

 

Cuando hablamos de los cincos sentidos nos referimos al oído, olfato, gusto, tacto y vista. No pensamos demasiado en estas cosas, pero poseer estos cinco sentidos hace que la vida sea algo que merezca disfrutar, le da sentido y nos da felicidad. Ahora veamos como influyen en nuestra decisión de compra, en nuestros recuerdos, en nuestra particular percepción de lo que nos rodea

 

El Marketing Sensorial: el Oído

 

El sentido del oído nos permite percibir el timbre, el volumen, la dirección de la que proviene el sonido. Podemos identificar a una persona sin verla solo por su voz, es decir, identificamos sonidos ya conocidos. En este caso, el oído del cliente puede facilitar la interacción con él. Influye directamente, un llamada por teléfono, la venta… Es la llave que no ayudará a mantener un canal fluido de comunicación con el cliente. Es curioso como, solo con decir el nombre del cliente en cuestión, provoca que se activen las zonas en el cerebro relacionadas con el afecto positivo. La música puede ser una valiosa herramienta para nuestra estrategia de marca.

Es sabido que la música provoca emociones, intensifica las mismas, nos ayuda a recordar momentos, evoca a los sentimientos relacionados con un recuerdo en concreto, etc. La música es un arma muy poderosa y no deberíamos desaprovechar la oportunidad de gestionarla, no dejándola al azar precisamente por la fuerza que tiene. ¿Imaginas escuchar Reggaeton en un spa o mientras te dan un masaje relajante? o, tal vez, ¿Te imaginas ir a la pescadería mientras escuchas Vivaldi? Bueno, no dudamos del valor de cada estilo musical, sin embargo, si nos centramos en el marketing, ¿Dejarlo al azar nos perjudicaría o ayudaría a que hubiera más ventas o satisfacción por parte del cliente?

La respuesta está más que clara, definir, por ejemplo, el estilo musical de nuestro punto de venta puede favorecer al aumento de las mismas. Incluso el sonido de nuestros productos puede marcar la diferencia, ¿cómo suena una aspiradora? ¿Sabías que si no suena en absoluto nadie la querrá?

 

¿En qué ejemplos nos podemos basar? ¿Según mi tipo de negocio que hilo musical sería el más aconsejable?

 

La Rollerie

Para los que no lo conozcáis es una empresa de restauración, que ofrece desayunos, lunchs, comidas y postres muy muy ricos. Cuando entré por primera vez hubo algo que me llamó poderosamente la atención. ¿Qué podía ser? Bueno, ¡no hay hilo musical! Nada, ni una gota de música. La ausencia de música también puede formar parte de la estrategia de marca, el silencio también puede ser una poderosa arma. Pues bien, lo que provoca la ausencia de música es que se centre más la atención en la conversación de los clientes, pasan más tiempo en el espacio, hay un ambiente muy relajado, es fácil sentirse cómodo. Recordarás ese lugar por las buenas conversaciones que mantuviste, por su humanidad.

 

– Bershka

Es una empresa de moda, que es bastante conocida. ¿Habéis entrado alguna vez? El hilo musical se basa en canciones con un ritmo rápido, con un tempo muy marcado. Canciones modernas, que provocan que por poco no te pongas a bailar. Además, suele estar en un volumen ligeramente alto. Pues bien, este tipo de música incita a comprar más impulsivamente, no pensar tanto en que te estás gastando el dinero, comprar más y más rápido.

 

También se puede emplear la música en campañas publicitarias, y sinceramente, funciona de miedo. Un ejemplo de ello, es este anuncio (confieso que me lo he visto hasta la saciedad):

Anuncio de Cornetto

 

 

El Marketing Sensorial: el Olfato

 

Este sentido es uno de los más poderosos de todos, pese a lo que podríamos pensar en un primer momento. Porque, atentos al dato, recordamos alrededor del 35% de lo que olemos. ¿Recuerdas el olor de la sopa de tu madre? Creo que la gran mayoría según lo pensamos parece que estemos tomando una cucharada, esto es debido a que el gusto es posible gracias al olfato, la mezcla de sentidos lo hace aún más intenso. Y si te preguntara, ¿a qué huele el pan?, ¿a qué huelen los libros?, ¿es fácil verdad?

¿A qué huele Zara Home? ¿O a qué huelen los hoteles? ¿A qué huele tu marca?

El sentido del olfato del cliente marcará la decisión de compra, podemos generar una experiencia más amplia de lo que vendemos, sea producto, espectáculo, etc. O bien ganaremos en nuevos clientes o los fidelizaremos, haciendo que estén más satisfechos con nuestro producto o servicio.

Y es que no se trata sólo de poner un ambientador cualquiera, sino de que sea la fragancia más adecuada, en el lugar adecuado, según tu negocio, según lo que quieras transmitir.

Me llama la atención como en los hoteles, el olor que se busca es ligeramente metálico (cómo el olor a dinero), el equilibrio entre nuevo y experiencia, a limpio… Eso influirá en el crecimiento del negocio

Ejemplos

 

Zara Home

Cuando entramos a un Zara Home, tienda de decoración, el olor se identifica desde varios metros alrededor antes de entrar en la tienda. Todos los Zara Home huelen igual, a Jazmín, ambientador que además ellos mismos comercializan. Si entras a una casa y utilizan dicho ambientador, da igual cuanto te resistas, recordarás la marca. Quizás, sin ver aún la tienda, cuando vayas paseando por la calle y percibes el ligero olor a Jazmín, te apetezca remodelar la casa, no sería nada descabellado. Si has comprado antes, por ejemplo, el olor te recordará el momento de satisfacción que sentiste al comprar un bonito jarrón para tu casa.

 

DisneyLand

Disneyland utiliza esta estrategia de marketing, por ejemplo, cuando hace un espectáculo. Bueno, los olores que hacen aparecer son de goma quemada, pólvora y palomita recién hecha. En primer lugar, contribuye al realismo de la experiencia que se traduce en satisfacción para el cliente, y el olor a palomita aumenta el apetito de los allí presentes, influyendo en que durante y a posteriori del espectáculo compren comida.

 

El Marketing Sensorial: la Vista

 

Encontramos información visual por doquier, el objetivo es grabarse como imagen en la mente del consumidor. El mundo que nos rodea es visual, el potencial de utilizar este sentido es innegable, todo entra por los ojos, si vemos un anuncio de Donettes, por ejemplo, a la hora de la merienda no sería extraño que se nos antojara. El anuncio interactúa con imágenes, tiene una importancia brutal, por lo que no deberíamos descuidarlo en ningún momento.

 

 

Donettes que ha lanzado el llamado #Trolleochallenge (Donettes que dejan la lengua azul) ha aprovechado inteligentemente el tirón que está teniendo OT 2017, en el canal 24 horas cuando llegan las 18:00 horas, y empiezan a merendar suele aparecer este anuncio:

 

 

El Marketing sensorial y los colores

En el marketing sensorial relacionado con la vista, los colores que empleamos son fundamentales. Y en un artículo como este no puede faltar un breve análisis.

 

marketing sensorial, colores y marketing, el color de las marcas

 

El color rosa: transmite principalmente características como la inocencia, la gratitud, el romance, la delicadeza, sensibilidad, lo infantil y la femeneidad. Ausencia de lo malo, y recuerda a la maternidad y a la niñez o infancia. Lo utilizan marcas como: Barbie, Roxy o Cosmopolitan.

El color rojo: transmite pasión, amor y también recuerda a lo dulce. También transmite fuerza y energía, peligro, rebeldía y control. Lo utilizan marcas como: Kia, Carolina Herrera, Lego o Coca-Cola.

El color negro: transmite elegancia, sofisticación y refinamiento. A su vez da valor a la fuerza, la autoridad y el poder. Lo emplean marcas como: BBC, Channel o WWF.

El color azul: transmite tranquilidad, calma, control de la situación, confianza, frescura y amplitud. Seguridad, inteligencia, verdad y progreso, entre otras. Lo utilizan marcas como: HP, IMB, FaceBook, Dodot o Nivea.

El color morado: transmite fantasía, melancolía y romanticismo. A su vez también como elegancia, misticismo, vanidad y religión. Lo emplean marcas como: Milka, Kinetic u ONO.

El color naranja: transmite energía, amistad y evoca a socializar. Es estimulante y genera hambre. Optimismo, instinto, creatividad y alegría. Lo utilizan marcas como: Bitly, Fanta, Blog o easyJet.

El color amarillo: este color es un tanto contradictorio, transmite triunfo, calor, simboliza algo de valor o incluso sagrado. Alegría, Sol y curiosidad. Lo emplean marcas como: Mcdonalds, Fnac o vueling.

El color verde: transmite paz y calma, naturaleza y equilibrio. También hace pensar en ecología y salud, frescura, crecimiento y vida. Reduce la ansiedad. Lo utilizan marcas como: El Corte Inglés, Starbucks, VOX o Android.

 

El Marketing sensorial: el Gusto y el Tacto

 

marketing sensorial

 

Al sentido del Tacto es de los que menor importancia se les da, sin embargo, también es decisivo para que el consumidor tome la decisión de compra o no. Ya que la información que recibe el consumidor del tacto le habla acerca de la calidad y función del servicio o producto. Sin embargo, durante los últimos años se han ido ampliando las plataformas de interacción (pantallas táctiles que favorecen a la experiencia del consumidor)

El sentido del gusto está enlazado al del olfato, solo saboreamos gracias al olfato, por lo que actúan con consonancia. Es uno de los sentidos menos desarrollados, por lo que es más difícil de encontrar utilidad y practicidad en el ámbito del marketing. Diferenciamos en salado, dulce, amargo, agrio y umami. Hay muchas empresas que se esfuerzan con estudios de mercados para averiguar cual es el sabor que más agrada al cliente y de más calidad.

Unas de las marcas que más en cuenta tienen este sentido son Coca-Cola y Pepsi, la eterna disputa sobre cuál de las dos es mejor. Y en sus campañas publicitarias le dan un gran valor.

 

 

En conclusión, el mundo del marketing se ha visto inundado de nuevas posibilidades en las que no deja nada a las suertes.

El Marketing Sensorial debería ser gestionado sabiamente e incluido en nuestras estrategias de marcas para garantizar que la experiencia del cliente sea lo más satisfactoria  posible y que genere un impacto real en relación con las ventas, que podamos tener nuevos clientes. Los más efectivos son los relacionados con el oído, la vista y el olfato.

Después de haber analizado minuciosamente los diferentes medios en los que aplicar el Marketing Sensorial, pregúntate ¿cómo quieres emocionar a los demás?

 

 

¿Te interesa leer como crear una marca potente?, o si ya la tienes, ¿Cómo mejorar su imagen? Te dejo mi último artículo que habla precisamente de eso  Cómo crear una marca personal potente

 

 

2 Comentarios
  • Ester
    Escrito a las 09:35h, 29 enero Responder

    Muy buen post Desi, bien explicado y muy visual, me gustan mucho las infografías.😊

    • admin
      Escrito a las 09:41h, 29 enero Responder

      Muchas gracias Ester!! ,me alegra que te haya gustado 😘😘

Escribe un comentario

Share This